• 11 JUN 19
    • 0
    Maltrato a las personas mayores

    Maltrato a las personas mayores

    El maltrato a las personas mayores es un problema grave y recurrente. Según un estudio de la OMS basado en 52 investigaciones realizadas en 28 países de diversas regiones, 1 de cada 6 personas mayores de 60 años sufrieron algún tipo de abuso en entornos comunitarios durante el último año.

    En entornos familiares, según un estudio realizado en la ciudad de Barcelona, se identificaron hasta un 8% de personas maltratadas, las cuales fueron atendidas por servicios sociales y servicios de salud públicos.

    Éste porcentaje representa una subestimación, ya que solo se denuncia 1 de cada 24 casos de maltrato, probablemente por miedo a represalias por parte del mismo cuidador/a que infringe éste maltrato, ya que la persona mayor, suele depender exclusivamente de él/a. En los casos de personas mayores con demencia avanzada, las dificultades de comunicación y el confinamiento en el domicilio, pueden limitar mucho más la posibilidad de detección del maltrato y en consecuencia, su denuncia.

     

    Tipos de maltrato más común:

     

    Abuso físico: Es la utilización de la fuerza física, la cual puede ocasionar heridas y dolor físico. Se considera abuso físico las siguientes acciones:

    • El uso inadecuado de fármacos
    • La alimentación forzada
    • Los confinamientos y restricciones mediante medidas no adecuadas
    • La privación de alimentos líquidos y sólidos
    • El castigo físico de cualquier tipo

     

    Abuso psicológico: Consiste en ocasionar dolor, angustia, pánico o terror mediante actos verbales o no verbales tales como:

    • Amenazas
    • Humillación
    • Insultos
    • Instigación
    • Intimidación

     

    Abuso sexual: Contacto sexual con una persona mayor sin su consentimiento, incluidas aquellas situaciones en las que la persona no puede dar su consentimiento ya sea por deterioro cognitivo u otros motivos.

    Negligencia: Es un comportamiento nocivo que puede realizarse de forma activa (falta de cuidados necesarios por parte del cuidador) o pasiva (olvido u abandono). Integra las siguientes acciones:

    • Omisión de proporcionar atención a las actividades de la vida diaria de la persona mayor (alimentación, vestido, higiene, medicación, etc.).

     

    Abuso económico: Utilización abusiva o ilegal de los bienes muebles o inmuebles que son propiedad de la persona mayor.

    Vulneración de los derechos: Privación de reconocimiento de derechos fundamentales como la dignidad y el respeto, intimidad, confidencialidad, participación y libertad de elección.

     

    Causas y factores de riesgo del maltrato en el entorno familiar:

     

    • Ausencia de formación y de información de los cuidadores con respecto a las personas que tienen a su cargo
    • Sobrecarga del cuidador
    • Ausencia de coordinación entre los profesionales de la salud que intervienen en la atención y seguimiento de la persona mayor y de su cuidador

     

    En la mayoría de casos, los familiares cuidadores, no disponen de conocimientos ni estrategias para atender a sus mayores en situación de dependencia y suelen hacerlo en plena soledad, por un tiempo prolongado e indefinido.

    Ésta situación provoca que la atención sea involuntariamente inadecuada y, como consecuencia puede generar frustración, estrés, fatiga física y mental, especialmente en los casos de cuidado de personas con demencia. Debido a ésto, el cuidador puede desarrollar actitudes agresivas no habituales en otras circunstancias.

     

    ¿Cómo prevenir posibles situaciones de maltrato?

     

    En el entorno familiar, deberíamos centrarnos en el cuidador principal, mediante las siguientes acciones:

    • Cursos de capacitación para la atención de las necesidades tanto físicas como psicológicas de la persona mayor dependiente, y aprendizaje de estrategias y habilidades que permitan afrontar mejor todas las situaciones que puedan derivar de éstos cuidados.
    • Disponibilidad de asesoramiento y apoyo continuado a través de profesionales expertos en envejecimiento (psicogerontólogos, neurólogos o geriatras).
    • Participación en grupos de apoyo emocional formados por cuidadores de persones con dependencia, a través de los cuales, poder compartir emociones, recibir apoyo e intercambiar estrategias con respecto al cuidado de sus familiares.
    • Descarga del cuidado del familiar dependiente a través de recursos como centros de día y cuidadores profesionales a domicilio.

     

    Autora: Sònia Shah Llois

    Gerente y Directora de Centre de Dia Vincles

    Psicogerontóloga y Psicóloga General Sanitaria

    Leave a reply →

Photostream

¿Te ha gustado éste artículo? Por favor, compártelo en tus redes sociales ;)

Instagram
LinkedIn
Share
×

Hola!

Necessites assessorament relacionat amb l'envelliment, la dependència o les demències? Ets un cuidador i tens dubtes respecte la cura del teu familiar? Escriu-nos per WhatsApp o envia'ns un correu electrònic a centredediavincles@gmail.com

El nostre horari d'atenció és de dilluns a divendres de 12h a 14h i de 17h a 19h. Si us plau, deixa'ns la teva consulta i et respondrem el més aviat possible. Gràcies!

× Hola! Com puc ajudar-te?